/* ----------------------------------------------- Blogger Template Style Name: Son of Moto (Mean Green Blogging Machine variation) Designer: Jeffrey Zeldman URL: www.zeldman.com Date: 23 Feb 2004 ----------------------------------------------- */ /* Primary layout */ body { margin: 0; padding: 0; border: 0; text-align: center; color: #554; background: #692 url(http://www.blogblog.com/moto_son/outerwrap.gif) top center repeat-y; font: small tahoma, "Bitstream Vera Sans", "Trebuchet MS", "Lucida Grande", lucida, helvetica, sans-serif; } img { border: 0; display: block; } /* Wrapper */ @media all { #wrapper { margin: 0 auto; padding: 0; border: 0; width: 692px; text-align: left; background: #fff url(http://www.blogblog.com/moto_son/innerwrap.gif) top right repeat-y; font-size:90%; } } @media handheld { #wrapper { width: 90%; } } /* Header */ #blog-header { color: #ffe; background: #8b2 url(http://www.blogblog.com/moto_son/headbotborder.gif) bottom left repeat-x; margin: 0 auto; padding: 0 0 15px 0; border: 0; } #blog-header h1 { font-size: 24px; text-align: left; padding: 15px 20px 0 20px; margin: 0; background-image: url(http://www.blogblog.com/moto_son/topper.gif); background-repeat: repeat-x; background-position: top left; } #blog-header p { font-size: 110%; text-align: left; padding: 3px 20px 10px 20px; margin: 0; line-height:140%; } /* Inner layout */ #content { padding: 0 20px; } @media all { #main { width: 400px; float: left; } #sidebar { width: 226px; float: right; } } @media handheld { #main { width: 100%; float: none; } #sidebar { width: 100%; float: none; } } /* Bottom layout */ #footer { clear: left; margin: 0; padding: 0 20px; border: 0; text-align: left; border-top: 1px solid #f9f9f9; background-color: #fdfdfd; } #footer p { text-align: left; margin: 0; padding: 10px 0; font-size: x-small; background-color: transparent; color: #999; } /* Default links */ a:link, a:visited { font-weight : bold; text-decoration : none; color: #692; background: transparent; } a:hover { font-weight : bold; text-decoration : underline; color: #8b2; background: transparent; } a:active { font-weight : bold; text-decoration : none; color: #692; background: transparent; } /* Typography */ #main p, #sidebar p { line-height: 140%; margin-top: 5px; margin-bottom: 1em; } .post-body { line-height: 140%; } h2, h3, h4, h5 { margin: 25px 0 0 0; padding: 0; } h2 { font-size: large; } h3.post-title { margin-top: 5px; font-size: medium; } ul { margin: 0 0 25px 0; } li { line-height: 160%; } #sidebar ul { padding-left: 10px; padding-top: 3px; } #sidebar ul li { list-style: disc url(http://www.blogblog.com/moto_son/diamond.gif) inside; vertical-align: top; padding: 0; margin: 0; } dl.profile-datablock { margin: 3px 0 5px 0; } dl.profile-datablock dd { line-height: 140%; } .profile-img {display:inline;} .profile-img img { float:left; margin:0 10px 5px 0; border:4px solid #8b2; } #comments { border: 0; border-top: 1px dashed #eed; margin: 10px 0 0 0; padding: 0; } #comments h3 { margin-top: 10px; margin-bottom: -10px; font-weight: normal; font-style: italic; text-transform: uppercase; letter-spacing: 1px; } #comments dl dt { font-weight: bold; font-style: italic; margin-top: 35px; padding: 1px 0 0 18px; background: transparent url(http://www.blogblog.com/moto_son/commentbug.gif) top left no-repeat; color: #998; } #comments dl dd { padding: 0; margin: 0; } .deleted-comment { font-style:italic; color:gray; } /* Feeds ----------------------------------------------- */ #blogfeeds { } #postfeeds { }

El zoco del tio Tote

EXPRESIÓN EN CONSERVA

miércoles, 11 de julio de 2007

La casa del Soberano: Marcahuasi

Son las cuatro de la tarde y estamos en la puerta de nuestra universidad. Acabamos de llegar a Lima, estuvimos todo un fin de semana alejados de los ruidosos autos, el humo que contamina nuestros pulmones y el estrés de vivir en una ciudad tan estridente y desordenada como es Lima. Los alumnos de la UTP, no dirigimos a la meseta de Marcahuasi, palabra en quecha que significa “Casa del soberano”. Fue dado a conocer hace más de cincuenta años por el Dr. Daniel Ruzo. Nuestra travesía empieza en el pueblo de San Pedro de Casta, a dos horas de la ciudad de Lima. Ahí nos esperan los pobladores paran poder alquilarnos sus burros y caballos para partir hasta la cima de la montaña donde residen los pétreos habitantes por los cuales vinimos. Para llegar a San Pedro de Casta, hay que lograr pasar un asombroso camino tipo herradura donde se puede observar un hermoso paisaje, que nace desde el río Santa Eulalia y asciende rodeado de flora silvestre y cactus.
Los pobladores de San Pedro de Casta son amigables, dispuestos a absolver cualquier duda que tengamos. En la plaza del pueblo se encuentra la alcaldía donde se puede pedir información sobre los atractivos turísticos, cuentas además de una exposición fotográfica de Marcahuasi, nosotros nos quedamos asombrosos con aquellas fotos que inmediatamente después de comer algo subimos hasta la llegar al “Anfiteatro” donde acamparemos.
Después de una hora a caballo a paso lento, llegamos a la entrada de Marcahuasi. Don Manuel Olivares fue nuestro guía durante toda nuestra estadía. Él fue el descubridor de Marcahuasi, Daniel Ruzo solo fue el descubridor científico de Marcahuasi, pero los “casteños” como se les conoce a los pobladores de San Pedro de Casta, ya tenía conocimiento de las piedras.
El Dr. Daniel Ruzo, investigador peruano, en sus escritos nos dice que estos colosales obras fueron construidas por gigantes antediluvianos, otros creen que fueron seres de otra galaxia que quisieron plasmar en las piedras lo que vieron en su recogido espacial. Es muy peculiar que en una zona donde el elefante no existe, exista un monumento de piedra con su figura, tal vez hace miles de años, estos cuadrúpedos llegaron habitar la costa antes de la separación de los continentes y el planeta quede separado hasta nuestros días. Llegamos al Anfiteatro y armamos nuestro campamento, Don Manuel nos sugirió subir un poco más para poder observar como el maravilloso ocaso se extingue de Marcahuasi y que dentro de unas horas renacerá, como si del ave Fénix se tratara.
La viste desde arriba del Anfiteatro es maravillosa, se puede observar casi toda la meseta, el pueblo de San Pedro de Casta y el distrito de Santa Eulalia. Los alumnos aprovechamos el hermoso paisaje que el creador nos creo para beneplácito de todos nosotros para tomarnos algunas fotos.
La noche empezó y algunos empezaron a tener los síntomas que se presentan a aproximadamente tres mil novecientos metros sobre le nivel del mar. El sorocho redujo a unos pocos que desafortunadamente no podrán disfrutar de nuestra estancia.
Aproximadamente a las ocho de la, se hizo una fogata y todos nos pusimos alrededor para poder calentarnos. A esa hora ya el frio nos estaba ganando la batalla. Compartimos las provisiones que trajimos y contamos algunas historias para poder hacer más amena nuestra reunión.
Más tarde todos nos fuimos a nuestras carpas a conciliar el sueño, lamentablemente la mayoría fracaso, pues el frío, nos gano esta batalla. Aproximadamente a las medianoche el frio bajo a menos diez grados bajo cero. Muchos en el amanecer se sorprendieron al ver sus bebidas que dejaron a la intemperie se encontraba totalmente congelada, sin duda fue una noche muy fría para todos nosotros.
Eran las cinco de la mañana y el profesor Alejandro Guerrero en compañía de el director académico Luis Cárdenas, nos levantaron para que no nos perdamos otra evento muy hermoso, el alba, en Marcahuasi que según Don Manuel es igual de hermoso que el ocaso, este amanecer nosotros los esperábamos con ansias, nuestros cuerpos lo pedía, quería sentir el calor que nos trae el sol y así poder relajarnos un poco más, en ese entonces estábamos con un frio invernal que muchos no quisieron subir a ver el crepúsculo matutino. Desafortunadamente las primeras luces brillaron por su ausencia hasta las siete y medias, pero valió la pena, el espectáculo fue maravilloso. El profesor Alejandro y Don Manuel nos alentaba para no sucumbir ante el frio y regresar a nuestras carpas. Retornamos al campamento, recogimos nuestras cosas y las cargamos a los burros y comenzamos del descenso a San Pedro de Casta. Tomamos un ligero desayuno y iniciamos el regreso a Lima. El camino fue toda una aventura por sus curvas, el bus tuvo que hacer muchas maniobras para poder lograr llegar a Lima. Muchos estuvimos con los nervios de puntas. Ahora estamos llegando a Lima, recordaremos nuestra experiencia en Marcahuasi con un gran aprecio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal